domingo, julio 26, 2009

Y ASÍ PARIR LAS SOMBRAS.

Eres pulcro grabado, la canción del soborno,
como sangre de uva que marea el encierro,
a mi alma encubierta la encandilan tus ritmos.

Y en mi carne tus uñas y en mi aliento tu voz
se derriten las orbes que separan la sed,
mientras mira con celo una luna flamante
como beso tus labios, como muerdo tu vientre,
cuando ella escarbando busca en la tierra húmeda
esconderse del frío; mi falda no la abriga.

Ya las hojas extintas en las ramas desnudas
que ampararon mi huerto, llaman por tu azada,
para quebrar la huella del surco que protesta
por tu semilla verde y así parir las sombras.

(Freya)
26 de Julio 2009

2 comentarios:

  1. ¡Precioso!

    Me ha sabido especialmente dulce un verso: "Y en mi carne tus uñas y en mi aliento tu voz".

    Grande, Freya, muy grande!

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias muchas gracias mi querido amigo, a veces se saca la voz.....me alegro te haya llegado ese verso, mensajes que podemos arropar como propios ¿cierto?

    Abrazos.

    ResponderEliminar