miércoles, julio 22, 2009

MEMORIAS

Como espejo rebusco tu mirada
y no logro encontrarme con tus ojos,
es la sed en el vértigo del río
la que ahoga tus iris entre sombras.

Tu palabra es la letra que suicida
un acaso que clama por tu mano,
y la hiedra que llaga mi muralla
va mordiento tu duelo entre señales.

Eres zarza que ortigas en mi piel
y no sé si tu sangre es del árbol
que de otoños se quema con memorias

de un pasado que mata el adjetivo,
cuando esculpes dolores en tu alma
despertando lo muerto en su ironía.

(Freya)
23 de Julio, 2009

4 comentarios:

  1. Cruel la memoria del corazón que nos hace anidar siempre las esperanzas de un presente sin dolor.

    Mis besos dulce amiga.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi querida Silencios, gracias por estar siempre cerquita mío, por captar el mensaje del verso, por estar aquí. Agradezco tus palabras.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  3. Querida Freya, que bello poema de nostalgia, de amor en la memoria, de cruces en el alma. Como se desgaja el sentimiento cuando en las noches los besos se vierten sobre la almohada.

    Falta el aire, te ahogan los latidos sin el cobijo de su pecho, y a veces... lloras; al fin te rinde el sueño y deseas con fervor sentir su abrazo tras el velo oscuro de los párpados.

    Te dejo este poema que me recordó el tuyo, aunque ignoro si ya lo conoces:

    El sol está cayendo en el ocaso
    pincelando la mar con el oro de sus rayos,
    el día va muriendo, y con él,
    la negra oscuridad de mi vigilia.

    Se apaga la luz que me alumbraba
    las cosas terrenales de la vida.
    Entornaré los párpados, cerraré los ojos
    y se iluminará el sueño que procuro en el descanso.

    Allí la tengo a Ella,
    y entreabriré los labios.
    _____________

    Va mi beso a tu ventana, querida amiga.

    Carlos
    _________________

    ResponderEliminar
  4. Querido Carlos, un bello poema el que me dejas, tan lleno de sensibilidades que se siente el aliento con que fue escrito. Gracias, gracias por tus palabras y por acompañarme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar