domingo, julio 05, 2009

NO ES EL CIELO

Proa al norte es mi lucha día a día
sin murallas ni planas superficies,
los ocasos son copas de mi vino
donde bebo a conciencia mi acomodo.

No es la gloria el tesoro navegante
el que enjoya la vida de victorias,
es mi celo, caricia del tesón
que moldea las arcas de mi esencia.

No hay un Dios que acomode mi mochila
son mis hombros que saben de ese peso
y acomodan su carga sin respaldo

con coraje, con lucha y voluntad.
No hace falta subirme a la cubierta
de una barca que sé cómo navega.

(Freya)
5 de Julio, 2009

10 comentarios:

  1. Cielo claro y bello como tú. ¡Qué triste me quedo al leerlo! Solo espero que estés bien. Mi hombro y mano, para ti.

    Mil Besos amiga con admiración.

    ResponderEliminar
  2. Gracias siempre mi querida Sielencios, pero estoy bien, gracias por ese hombro y esa mano que me extiendes, los tomo porque sé son un umbral en la vida. Pero estoy bien, siempre estoy bien, soy fuerte y pase lo que pase, se salir adelante de todo, nada más que me revelo a creer que haya un Dios que acomode la carga que no pone la vida sobre el pecho, o los hombros como menciono en mi poema....

    Besos agradecidos por tu lectura, tu compañia y tu caricia para mi.

    ResponderEliminar
  3. hermosa dama
    tu poesia es muy sentimental
    tienes imagenes y versos imprecionantes
    como tu lo sabes es un deleite leerte
    y sabes tambien que tu cuentas con mi amistad mi cariño y mi mas profundo respeto
    te deseo lo mejor de lo mejor
    espero me leeas he actualizado
    te mando un gran beso
    http://alejandroapariciomorales.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Voy a leerte Alejando, voy ahora y enseguida. Gracias por tu constancia y tu cariño, por tu compañia y tu tiempo gastado en mi letras, lo aprecio de corazón a corazón. Te dejo mis abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Vecina

    siempre me sorprenden tus trabajos. No nos hablamos seguido, pero siempre estoy.
    "No hay un Dios que acomode mi mochila"... me encanto.
    mil besos,

    mariaValente

    ResponderEliminar
  6. Mi linda y querida amiga, mi compañera de versos, de estudios sudando por conseguir lo perfecto ¿lo recuerdas? eres adorable, gracias por tus palabras, ser leída por ti y que te guste, es más que un gran honor para mi. Gracias por tu compañía, ciertamente nos hablamos poco, pero nos leemos y te quiero con toda mi alma. Aún compro el número de la lotería que nos dejará viajar juntas, ¿lo recuerdas? te dejo mis besos, muas.

    ResponderEliminar
  7. ¡Precioso!

    Hola... vengo hasta aquí de la mano de una querida amiga, vengo a conocerte por su expresa recomendación, y me gustaría poder contactar contigo para hablar de poesía, aprender de ti... (perdón el atrevimiento, así de entrada).

    Este poema me ha parecido exquisito. Me siento identificadísimo con dos versos que me han hecho vibrar:

    "No hay un Dios que acomode mi mochila
    son mis hombros que saben de ese peso"

    Me gustaría, si no tienes inconveniente, dejarte mi e-mail por si quieres conversar: diavoloblog@gmail.es

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Encantada de conocerte Diabolo, gracias por tus palabras, agredecele de mi parte a tu amiga por esa recomendación, nada mas hermoso que sentirme acompañada por ti y por tu amiga, en todo lo que es mi sueño, la poesía.
    Me pondré en contacto contigo, será un placer podamos charlar de todo esto.
    Te dejo mis abrazos y gracias por el tiempo que te tomaste para entrar aquí y leerme. Es un grato placer que te haya gustado mi poema.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. "No hace falta subirme a la cubierta
    de una barca que sé cómo navega"

    está re buena esa frase...
    es como una metáfora que podés aplicarla a varias situaciones de la vida, me gusta :)

    bueno, espero que andes bien y cuidate!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Rayén por tus palabras, por entrar hacerme compañía, te dejo mis besos grandes para ti.

    ResponderEliminar