miércoles, abril 08, 2009

NO SÉ SI EN UN ACASO

Se sienta la mirada sobre el borde
del agua que restriega mis codicias,
no puede ya mi alma infructuosa
sentir como se escurre
tu clara flojedad.

Sabiendo que sabía tus amores
dejé por mis caderas destilar
el surco que apagaba los rocíos
buscando entre mi musgo,
las ansias de tu piel.

Y envuelta entre mi sábana otoñal
atada a los sabores de las parras,
me bebo de las uvas el licor,
el vino enrojecido
que raspa la congoja.

No sé si habrá un beso de tus labios
que pruebe de mi boca esa sed
y embriague tus pasiones en mi granja,
mis muslos a tu arteria,
mis pechos a tu envés.

No sé si en un acaso,
bebamos de ese vino.

(Freya)

7 de Abril, 2009

4 comentarios:

  1. Con nostalgia se sienten tus versos... y duelen. Un placer leerte. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Salvador, mi estimado poeta, un honor recibir tu visita, tus ojos en mi letras y tu lindo comentario.

    Un abrazo chileno a tu corazón mexicano.

    ResponderEliminar
  3. Freya, hermoso, muy bello y muy sentido.
    Un abrazo,
    Elisa

    ResponderEliminar
  4. Elisa, que linda eres, mil gracias por entrar a leerme, por los ojos que dejas en mis versos, gracias.
    Te dejo mis besos para ti.

    ResponderEliminar